Mario Vargas Llosa, en «Elogio de la lectura y la ficción»


Mario Vargas Llosa, en «Elogio de la lectura y la ficción»:

«...leer es protestar contra las insuficiencias de la vida. Quien busca en la ficción lo que no tiene, dice, sin necesidad de decirlo, ni siquiera saberlo, que la vida [...] debería ser mejor.»

·

La creatividad surge de hallar –pensando diferente del resto– ideas absurdas, para así nuevamente pensarlas y darles coherencia.

Ahí la importancia de la Lógica: porque sólo con ella es posible tanto hallar los absurdos como obtener la coherencia.

·


domingo, 19 de mayo de 2013

PELOS DE GATO




y a quien no le importa estar aquí o allá...

Rudyard Kipling



Los días iban, avanzaban.
Nadie tocaba el timbre.
Gente también avanzando.
Nadie quería visitarla.



Los gatos deambulaban.
Ella jugaba: tenía uno.
Soltaba pelo, el gato.
La coladera se tapó.



De hambre moría el plomero.
Tenía asco, eran de ella.
Negros, revueltos, húmedos.
El hombre tenía la creencia.



Ella le pagó indignada.
Metamorfosis absurda.
«Salen víboras, son los pelos.
Pelos de mujer, sus pelos.»
«No me diga más. ¡Lárguese!»



Saltó el gato como siempre.
El baño y su ventana
abierta, eludiéndolo,
todo el gas de fermentación.
El intestino es el reactor.



Saltó el gato como siempre.
Porque tenía asco el animal.
Caja de arena en mosaico.
Azulejo prístino, y el
ámbito de aroma hostil.



Caja de arena, horneada.
Fría, pálida cerámica.
Gélida; así sus visitas.
Recuerdo fermentado eran.



Dolor inspirado, soberbia
contra el avance continuo.
Del tiempo y muchas personas
pálidas como fantasmas.



Como helada cerámica
su intocable espíritu,
o la amarga repulsión.
Por el asco, ausencia hostil.



El fermento de una muerte:
lejanía y abandono.
Al amparo de los gatos,
los que habían salido,
por la hostilidad fétida o



la leyenda increíble.
Ambos gatos serviciales.
Iba el tiempo avanzando,
oprimiendo por el timbre
no oprimido el corazón.



Por la gente más soberbia
que por asco a la propia
soberbia, la mierda, están
castigando y avanzando.
Con el tiempo y sus días.



Sobre la gélida caja
de arena y varios rencores.



19 de Mayo de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario